Inicio


Acerca de
Suscríbete al blog

Categorías
General [8] Sindicar categoría
Construcción [4] Sindicar categoría
Crisis [6] Sindicar categoría
Economía [5] Sindicar categoría
Lean Construction [1] Sindicar categoría
Marketing [3] Sindicar categoría
Negocios [2] Sindicar categoría
Proyectos [2] Sindicar categoría
Riesgos [1] Sindicar categoría
Tecnología [2] Sindicar categoría

Archivos
Octubre 2013 [1]
Abril 2012 [1]
Abril 2011 [1]
Marzo 2011 [1]
Febrero 2011 [1]
Enero 2011 [1]
Diciembre 2010 [1]
Octubre 2010 [1]
Agosto 2010 [3]
Julio 2010 [1]
Junio 2010 [2]
Abril 2010 [1]
Marzo 2010 [2]
Febrero 2010 [5]
Enero 2010 [1]
Diciembre 2009 [3]
Noviembre 2009 [4]
Octubre 2009 [4]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


Enero del 2010


Lo que nos depara el 2010

El comienzo de este año 2010 se pudo evaluar que la economía peruana soportó medianamente bien la crisis financiera global y se dispone a afrontar el 2010 con buen pie; aún cuando se deberá avanzar en reformas que faciliten la competitividad del país y mejoren la gestión del Estado.

Lo más destacado del año que pasó fue el haber contado con una economía solvente en términos financieros, lo que se logró fundamentalmente por medidas tomadas en el gobierno pasado y otras tantas en este gobierno, lo que se verá justamente su impacto este año. Esta solvencia permitió que el crédito continuara expandiéndose, lo que amortiguó la caída. Si no hubiera sido así, la variación del producto bruto interno (PBI) sería negativa.

Sin embargo, queda aún pendiente acelerar las reformas por el lado microeconómico, con la finalidad de posibilitar la mejora en la competitividad empresarial. La reducción de la pobreza lograda en el 2009 no ha significado mayor inclusión social, por lo que deben reformarse los programas sociales para que se procure la igualdad de oportunidades. Creemos también que está pendiente empoderar las capacidades de gestión en la administración financiera en el sector público, en todos los ámbitos: nacional, regional y local. Se debe modificar el marco jurídico del estado a fin de que los funcionarios públicos puedan tomar decisiones con mayor celeridad.

Con la información económica que se tiene a la mano, es muy razonable proyectar un crecimiento de 3.5% para el 2010, una inflación aproximada del 2% y un tipo de cambio que por la previsible mayor entrada de capitales (por el efecto del Grado de Inversión se levanta el estímulo monetario desde el segundo semestre) tendría presiones respetablemente apreciatorias.

En el corto plazo, hace falta consolidar la recuperación económica. En el mediano plazo, mejorar la competitividad y las políticas sociales. En materia fiscal, retroceder o reducir de una vez las exoneraciones.

Lo cierto es que esta crisis financiera global nos ha reafirmado algo que todos sabíamos: El Estado Peruano no da más. A pesar del esfuerzo, no pudo aumentar los ratios de ejecución presupuestal. Hoy se invierte más del doble, pero se llegó a un techo. Aún sigue faltando que "alguien" al más alto nivel político renuncie a los anuncios y medidas efectistas y se compre el pleito de una reforma larga y difícil como es la reforma del Estado, pero, quien le pone el cascabel al gato, ya no hay tiempo en esta administración, de manera que esta campaña presidencial que inicia este año, quizás esperemos más de lo mismo.


En el Mundo
Nouriel Rubini, quizás el más conspicuo Gurú de Wall Street y los premios Nóbel Joseph Stiglitz y Paúl Krugman plantean la posibilidad de una nueva burbuja mundial. Bueno, lo cierto es que estamos frente a un dólar muy débil y asistimos gratuitamente al fortalecimiento de otras monedas, esto a mediano plazo tendrá serias repercusiones en la dinámica de la económica mundial. Estados Unidos nos ha transferido la crisis de carácter múltiple al resto del mundo y pretende salir de ella financiando una fabulosa emisión de dólares para salvar a sus mega empresas y sanear su economía tan debilitada aún, pero, expensan de nuestro trabajo.

El primer ministro inglés Brown ha propuesto ante el Grupo de los 20 (G 20 ), establecer una tasa o impuesto a las transacciones financieras mundiales diarias, a la cual ha mostrado su desacuerdo el secretario de Estado Norteamericano Timothy Geithner, expresando "no creo que podamos soportarla". Según la propuesta, el impuesto se aplicaría cuando haya operaciones financieras de las grandes empresas operadoras con divisas. Esta propuesta la hizo ya, en el año 1972, el premio Novel de Economía del año 1981 James Tobin, a fin de grabar los fondos especulativos, sin embargo el grupo de los 20 rechazo la propuesta.

Esta turbulencia económica no ha acabado en el Mundo, todavía hay claras señales que el este año puede ser difícil para la economía mundial. Se teme una nueva caída del precio de las materias primas, lo que configuraría una segunda ola de la crisis.

Ya es un clásico de los eneros de cada año, el informe de las "diez previsiones más sorprendentes". Esta encuesta definida por los economistas de la entidad danesa Saxo Bank, y que este año incluyen algunos bombazos como que el oro caiga hasta los 870 dólares o que la Seguridad Social estadounidense llegue a la bancarrota.

Las diez previsiones de los especialistas en inversión y negociación online con sede en Copenhague, constituyen un ejercicio de reflexión anual para predecir sucesos improbables pero de gran impacto, siguiendo la teoría del "cisne negro". Este ejercicio tiene como objetivo ir más allá y desafiar las expectativas de mercado generales. Estas predicciones forman parte íntegra de las Previsiones Financieras Anuales para el 2010 que se publicarán a fines de este mes de enero y, en su conjunto, dibujan un paisaje más positivo para el 2010, si bien con algunas turbulencias por el camino.

Los diez bombazos
1. Los diferenciales de los bonos alemanes caerán hasta el 2,25%
2. El VIX (indicador de volatilidad) caerá hasta 14
3. El yuan chino se devaluará en torno a un 5% frente al dólar estadounidense
4. El oro caerá hasta los 870 dólares en 2010 pero alcanzará los 1500 dólares en 2014
5. El cruce dólar/yen alcanzará el nivel de 110
6. Un posible tercer partido en EE.UU. debido al desacuerdo de la opinión pública estadounidense
7. El Fondo de Reserva de la Seguridad Social estadounidense en bancarrota
8. El precio del azúcar caerá un tercio
9. El índice de pequeña capitalización del TSE japonés aumentará un 50%
10. La balanza comercial de EE.UU. pasará a cifras positivas por primera vez en 34 años

Las economías de la región tiene una correlación positiva con la economía norteamericana, es por ello que vamos a exponer algunas de las apreciaciones propias y de muchos economistas a fin de advertir lo que pasará en el mundo, respecto a lo que pase en EEUU.

La última quincena de diciembre y la primera de enero, los principales índices accionarios norteamericanos se han movido lateralmente a pesar de las buenas noticias que perceptiblemente se han generado en los últimos días en materia económica. Por un lado, vimos que en el mes de Noviembre la destrucción de empleos cedió hacia 11,000 puestos de trabajo y la tasa de desempleo cerró en 10%. Por otro lado, la Reserva Federal mantuvo la tasa de política monetaria cercana a cero y reiteró, en más de una ocasión, que se mantendrá en dichos niveles por un periodo de tiempo prolongado. Los tres bancos norteamericanos más grandes (Bank of America, Wells Fargo y Citi) lograron levantar montos sustanciales (US$47 billones) en el mercado secundario para prepagar los últimos fondos TARP adeudados al gobierno. Finalmente, Exxon compró la productora de gas natural XTO en una transacción valorada en US$31 billones. No obstante, para contrarrestar estas buenas noticias vimos que, la aversión al riesgo se acentuó levemente tras el ajuste que recibió la clasificación de riesgo de Grecia hacia BBB+. Ello se tradujo en una leve apreciación del dólar a nivel mundial quitándole fuerza compradora a los activos norteamericanos. A su vez, algunas empresas y fondos realizaron las ganancias extraordinarias obtenidas en los últimos nueve meses del 2009 y cerraron sus balances del año 2009 estructuralmente sanos.

La falta de otorgamiento de crédito bancario a las personas y PYMES y una débil generación de empleo privado llevan a estimar que la economía crecerá en torno a 2.2% en el 2010. En relación a la tasa de desempleo se estima que continuará deteriorándose levemente hacia 10.5% durante el primer trimestre del año para luego ceder hacia 9.7%. Se estima que a partir del segundo trimestre del año ya habrá generación de empleo pero que aún no será suficiente para que la Reserva Federal empiece un ciclo de alzas. Finalmente, la inflación del año 2010 se moverá entre 1.6% a 1.8% a medida que la economía se va fortaleciendo, la demanda interna mejora y los precios de los commodities aumentan. Sin duda que el principal riesgo proviene de un deterioro en el déficit fiscal a medida que transcurra el 2010.

En relación a la evolución del principal índice accionario S&P 500 se estima que tendrá un retorno bastante atractivo durante el año 2010. Por un lado, las utilidades proyectadas para el S&P 500 aumentarán en torno a 25% llevándolas hacia US$78. Con ello la relación precio utilidad 2010 actualmente se encuentra en 14.1 veces. Por lo que si suponemos que dicho indicador, como ya ocurrió en el 2009, vuelve a su promedio histórico de 17 veces en el transcurso de los próximos 12 meses, tenemos que el S&P 500 tendería hacia 1,325 puntos ó un retorno esperado levemente por encima de 20% desde el cierre del viernes pasado. Sin embargo, esta aseveración se sustenta con un estudio de flujos que se incluyó en más de una ocasión a través del año. En el año 2008 la venta de fondos mutuos accionarios alcanzó a US$242 billones mientras que el año 2009, a pesar del retorno extraordinario que tuvo la bolsa a partir de marzo, hubo una venta neta nuevamente cercana a US$11 billones. Esto nos lleva a concluir que los inversionistas retail, en general, han optado por quedarse fuera de renta variable en el año 2009. Por lo que se estima que a medida que la economía mejore, la tasa de desempleo ceda y la banca empiece a otorgar crédito y los inversionistas retail nuevamente empezarán a invertir en activos más riesgos y por ende dándole un empuje adicional a los índices accionarios.

Sin duda, que el escenario macroeconómico y bursátil presentado no está exento de riesgos latentes. Por un lado la banca continuará generando pérdidas provenientes de sus carteras crediticias de consumo e inmobiliario comercial en los próximos trimestres. Por otro lado, la evolución del precio del petróleo y las tasas de los bonos del tesoro a 10 años (T-10) traen consigo riesgos. A mediados de año señalamos que el precio del petróleo tenía que mantenerse por debajo de US$75 el barril y las T-10 por debajo de 3.60% para que la recuperación económica no se vea perjudicada, eventos que se dieron. Hacia el 2010 estamos alineando nuestras expectativas para el petróleo hacia US$85 el barril y las tasas largas a 4%. Niveles superiores a estos, en promedio, podrían calar hondo en la recuperación económica del país.

En conclusión, las medidas monetarias y fiscales expansivas adoptadas en el último año están brindando sus frutos ya que la economía se estabilizó. El año 2010, sin duda alguna, tiene sus retos, principalmente asociados a la confianza del consumidor, ya que sin ella no habrá una sólida recuperación económica en los Estados Unidos. No obstante, dada la evolución de los principales indicadores macroeconómicos, el retorno esperado para el S&P 500 (20%) y menor aversión al riesgo le damos la bienvenida a un promisorio año 2010.


En Perú
El correcto y disciplinado manejo de nuestra economía durante un año marcado por la crisis, permitió cerrar el 2009 con un crecimiento con honor. Para nadie es ajeno una notoria recuperación en el 2010, año en el que se espera retomar la senda del crecimiento. Aún cuando el sorpresivo arribo de Mercedes Aráoz al Ministerio de Economía y Finanzas hace suponer una farra fiscal, según sus detractores. Efectivamente, fuimos uno de los pocos países en el mundo que mejor resistió a esta crisis financiera global que fue una de las peores crisis financieras y económicas de los últimos tiempos, y cerrar el 2009 con un magro crecimiento de nuestro PBI (entre 0.7% y 1%) parecía ser un premio consuelo para una de las economías que hizo mejor papel.

Pero como todo esfuerzo tiene su recompensa, la nuestra llegó con creces, convirtiéndose en el mejor regalo de fin de año para nuestra economía. La reconocida Moody"s Investors Service elevó (el 16 de diciembre último) la calificación de riesgo crediticio del Perú a grado de inversión.

Según Moody"s, la mayor resistencia del Perú a los shocks externos y su menor riesgo crediticio asociado con la dolarización de su sistema financiero y la menor participación de la moneda extranjera en su deuda pública, permitieron que nuestra calificación de la deuda pública en moneda extranjera pase de Ba1 a Baa3.

A lo que se suma el grado de inversión otorgado por Standard & Poor"s el 14 de julio del 2008 y también el conferido por Fitch Ratings, que el 2 de abril del 2008 marcó el inició de la escalada de nuestro país ante los ojos de las principales calificadoras de riesgo; poniéndonos a la par de países como México, Chile y Brasil.

Según el Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), el alejamiento de las cifras negativas mostradas durante los tres primeros trimestres del año pasado, permiten suponer que la recuperación de la economía mundial, incluida la peruana, comenzó a manifestarse en el último mes del 2009, un año marcado por magros indicadores. Para el IEDEP los efectos negativos de la crisis se manifestaron en una clara desaceleración en el nivel de crecimiento, de 6.8% en promedio, que venía registrando en los últimos siete años.

Contrario a las señales positivas durante la segunda parte del año, el IEDEP de la CCL estima que el ritmo de recuperación todavía será lento y la actividad económica en los siguientes años se mantendría por debajo de los niveles registrados antes de la crisis. Así, mientras la CCL estima que la economía peruana crecerá 4% en el 2010, el Banco Central de Reserva (BCR) elevó a 5.5% su proyección de crecimiento económico para el 2010 y el 2011. En tanto, la Sociedad Nacional de Industrias (SNI) estima que la evolución ascenderá a 3.5%.

Teniendo en cuenta que la manufactura fue uno de los sectores más afectados (-7.1% de caída en el 2009 y 5.4% de crecimiento para el 2010), la SNI sostiene que para que la recuperación del próximo año se mantenga, deben de cumplirse varios elementos.

No olvidemos que este gremio industrial viene reclamando impulsar la implementación de una política industrial con una visión de largo plazo que contemple mecanismos de institucionalidad y democracia, fortalecimiento del mercado interno, promoción de exportaciones con valor agregado, asociatividad y desarrollo de cadenas productivas e innovación tecnológica y educación.

No cabe duda que el sector construcción, tal y como ocurrió en el 2008 cuando creció 16.5%, en el 2010 este sector tendrá una evolución positiva de 5.2% y se convertirá en la actividad económica que más crecerá este año y comandará la recuperación económica después de la crisis. También a la par de la recuperación de la actividad constructora, en el 2010 los sectores más afectados por la crisis financiera y económica mundial mostrarían una notoria mejoría, como en el caso de pesca, manufactura y comercio.

En el caso del sector pesca, se proyecta que de una caída de –6.8% en el 2009, la más fuerte durante la crisis; este año se alcanzaría una evolución de 2.6%. Similar comportamiento se observaría con la actividad manufacturera que pasaría de una contracción de –6.1% a 3.1%; mientras que el sector comercio lograría crecer 3.3% en el 2010 después de cerrar este año con un derrumbe de –0.6%.

En cuanto al sector "otros servicios", que sostuvo un magro crecimiento de 0.7% del 2009 al evolucionar 4.2%; este año crecería 4.9%, convirtiéndose en el segundo sector con mayor evolución. En tanto, sectores como minería e hidrocarburos (1.5%), agropecuario (2.4%) y electricidad y agua (0.9%) en el 2010 crecerían 4.7%, 3.2% y 3.2%, respectivamente.

Así las cosas, solo queda esperar (como coinciden los expertos) que tras el cambio en el timón de mando del Ministerio de Economía, se continúe trabajando en aras de la estabilidad económica del país y a favor del crecimiento de nuestra economía, lo que supone una reducción de la pobreza, dos de los principales retos de la nueva titular de economía y finanzas.

Hay otras cuestiones más. Cuanto crezca el Perú dependerá de cuanto crezca el mundo (y eso una incertidumbre en grado sumo). Se anticipó una recuperación lenta y débil para el mundo, por lo que el crecimiento de la economía peruana estaría entre 3.5% y 5%. Por otro lado, el solamente apostar por el ladrillo y el concreto de ductibilidad limitada como elemento de crecimiento tiene una limitación muy riesgosa; el exceso de otorgamientos de crédito para incentivar el consumo interno, pues en algún momento nos podría pasar la factura.

Con todos estos buenos pronósticos es muy probable que en el 2010, nos veremos forzados a ajustar nuestras proyecciones al alza. Dios quiera que así sea.


Por Boletín Gestión Empresarial - 19 de Enero, 2010, 16:57, Categoría: General
Enlace Permanente | Referencias (0)



<<   Enero 2010  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Enlaces
eGrupos
ZoomBlog

 

Blog alojado en ZoomBlog.com