Inicio


Acerca de
Suscríbete al blog

Categorías
General [8] Sindicar categoría
Construcción [4] Sindicar categoría
Crisis [6] Sindicar categoría
Economía [5] Sindicar categoría
Lean Construction [1] Sindicar categoría
Marketing [3] Sindicar categoría
Negocios [2] Sindicar categoría
Proyectos [2] Sindicar categoría
Riesgos [1] Sindicar categoría
Tecnología [2] Sindicar categoría

Archivos
Octubre 2013 [1]
Abril 2012 [1]
Abril 2011 [1]
Marzo 2011 [1]
Febrero 2011 [1]
Enero 2011 [1]
Diciembre 2010 [1]
Octubre 2010 [1]
Agosto 2010 [3]
Julio 2010 [1]
Junio 2010 [2]
Abril 2010 [1]
Marzo 2010 [2]
Febrero 2010 [5]
Enero 2010 [1]
Diciembre 2009 [3]
Noviembre 2009 [4]
Octubre 2009 [4]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


Junio del 2010


Retorno al Patrón Oro


Ya es casi una década desde que los Estados Unidos de Norteamérica iniciaron una carrera de compra de oro a nivel mundial. Para nadie es desconocido que ellos son, por ahora, los más grandes compradores de oro. No en vano su asociación con desarrolladores mineros canadienses, se lanzaron a esta gran carrera de extracción y acopio de oro.

Lo dijimos desde mucho tiempo atrás, la política monetaria de Alan Greenspan, recordado presidente de la Reserva Federal norteamericana (FED), estaba declarando un retorno a la vieja práctica de evaluar la estabilidad de la economía de un país por medio del establecimiento de su medición en oro. Ya nos habíamos dado cuenta que el dólar no iba más en la economía del mundo. Esto se podría prestar para pensar de una malsana, estratégica y maquiavélica planificación que va desde la caída de las Torres Gemelas, hasta al crisis financiera global de los créditos subprime.

En los últimos meses se ha incrementado de manera dramática la venta de oro a nivel mundial por parte de FMI a países emergentes, parte importante de este incremento se debe al hecho de que India compró hace casi dos meses 200 toneladas de oro al FMI, a precios de mercado, demostrando que los bancos centrales de las economías emergentes están dispuestas a acumular oro para diversificar sus reservas, y asegurarse obviamente frente a la caída de las monedas. Los bancos centrales de estos países apuestan a ganador, y así como mantienen una guerrilla para frenar la caída del dólar, también compran oro para anticiparse a sus próximas alzas. Los próximos grandes compradores de las restantes 400 toneladas que el FMI quiere vender para captar recursos, pueden ser China o Rusia.

Desde la quiebra de Lehman brothers, en septiembre del año antepasado, el oro se ha desalineado de los índices industriales. Mientras el Dow Jones ha caído en los últimos 14 meses un 15%, el oro ha escalado un 30% y recién éstas dos últimas semanas ha caído algo.

El oro y otros productos básicos han experimentado alzas importantes en el último tiempo profundizando la caída del dólar. Este movimiento se aceleró cuando los países del Golfo Pérsico anunciaron que dejarían de cotizar el petróleo en dólares, dada la gran volatilidad que estaba adquiriendo la divisa. El término de los petrodólares ha significado un aumento de la tensión que vive el dólar, y como el oro generalmente se mueve en dirección opuesta al dólar, la tensión que comienza a provocar este fenómeno puede estrellarse contra un muro realmente fuerte.


Todos estos comentarios serían vanos, sino advertimos cómo se encuentra la Deuda Soberana Global. Nos encontramos con la sorpresa que la soberana deuda de los EEUU frente al concierto de los países es casi la mitad, siendo que el gran acreedor del gigante del norte es justamente China, sí china que el año pasado amenazó en monetizar los documentos de deuda de EEUU en dólares para resolverlos en Yuanes. Esto suponía una gran cantidad de dólares en el mundo con la secuela de su baja inmediata. Pues ello no fue necesario, esta semana un secretario de estado norteamericano salió a la palestra mundial a decir que el dólar no es más un referente relevante. Bueno es ya sabido que en el pago de impuestos en esos lares se descubre que casi el 14% de las empresas norteamericanas que tiene capitales con movilidad internacional, tienen su contabilidad en otra moneda que no es el dólar. Si ellos mismos no creen en su moneda, el asunto ya está perdido como referente mundial. Es por ello que la idea de una reconversión al Patrón Oro, no es totalmente descabellado y lo analizaremos porqué.

Patrón oro
El patrón oro era el respaldo de los billetes en determinada cantidad de oro. En muchos países hubo bimetalismo, es decir, los billetes (moneda fiduciaria) estaban respaldados por una parte de oro y otra de plata. Su abandono comenzó durante la Primera Guerra Mundial, puesto que los gobiernos beligerantes necesitaban imprimir moneda para financiar el esfuerzo guerrero aún sin tener la capacidad de redimir esa moneda en metal precioso. Después de la Segunda Guerra Mundial, fue sustituido por el patrón cambio oro.

El patrón cambio oro es un sistema monetario por el cual se fija el valor de una divisa en términos de una determinada cantidad de oro. El emisor de la divisa garantiza que puede devolver al poseedor de sus billetes la cantidad de oro representada en ellos. Este sistema se reimplantó en la Conferencia de Bretton Woods, cuando surgió el Fondo Monetario Internacional (FMI) en 1944. Sin embargo, se anotó una pequeñísima pero significativa cuestión adicional, las divisas que garantizaban el cambio al oro fueron el dólar y la libra esterlina. Es decir, las monedas de quienes ganaron (financiaron) la segunda gran guerra. Este sistema dio lugar a una estabilidad muy relativa, pero duradera, desde 1944 hasta 1971. La mayoría de las economías del mundo se desarrollaron, por lo que esa etapa se conoce en la historia como la "Edad de oro". A partir de 1971, el dólar dio cuenta de la economía del mundo sin importar el Patrón de Cambio Oro.

¿Cómo funciona teóricamente el modelo?
El Patrón Oro es un sistema monetario bajo el cual el valor de la moneda de un país es legalmente definido como equivalente a una cantidad fija de oro. La moneda en circulación está constituida por piezas de oro, o por billetes de banco (papel moneda) que las autoridades monetarias están obligadas a convertir, si así se les demanda, por una cantidad determinada de oro. Además, los individuos tienen la posibilidad de exportar e importar oro libremente. El patrón oro estuvo en vigencia, con diversas variaciones, hasta bien entrado el siglo pasado: Gran Bretaña lo abolió, por ejemplo, recién en 1931.

Cuando se usa el patrón oro se estabilizan, dentro de una estrecha franja, los valores de las diferentes monedas que aceptan el mismo. Si un país sufre déficit en la balanza de pagos produce un flujo de salida de oro fuera de su territorio, si no se toman medidas compensatorias por parte del banco central del país afectado, este flujo de salida causa una contracción en la oferta monetaria. Este hecho, a su vez, causa la disminución de los precios en el mercado interno con respecto a los de otros países, lo cual alienta las exportaciones y reduce las importaciones, posibilitando así un flujo de oro en sentido inverso (entrante al país). Se genera de este modo, mediante el patrón oro, una compensación automática que lleva al equilibrio, al cual ayudan además los flujos de capital que actúan, en definitiva, del mismo modo.

A pesar de las ventajas del sistema, como dijimos éste fue abandonado durante los primeros años posteriores a la Gran Depresión de 1929 para evitar que precios y salarios descendieran en respuesta a una reducción generalizada de la demanda global, de modo que los ajustes recayeron sobre la cantidad de empleo total. En estas condiciones se consideró "menos doloroso" (en lo inmediato) la depreciación del tipo de cambio (es decir el abandono del patrón oro puro) para abaratar así las exportaciones, esto evitaba la reducción de los salarios, especialmente porque la presión de los sindicatos impuso en cierto modo este tipo de política. Y todo ello además sin tener en cuenta que todos los países, tarde o temprano, adoptarían la misma política: recurrir a la devaluación; con lo que la destrucción de empleo durante años, fue inevitable.

El Patrón Oro era un sistema monetario internacional que no podía funcionar sin la cooperación de los países que lo adoptaban. Mientras funcionó impidió que las naciones llevasen a cabo las políticas aislacionistas que disminuyen el comercio internacional y tienden a producir un estancamiento riguroso. Después de su colapso surgieron rápidamente políticas nacionalistas discriminatorias, en particular devaluaciones recurrentes y un fuerte proteccionismo, que restringieron el comercio multilateral y ahondaron la crisis de los años treinta. Desde el fin de la Segunda Guerra Mundial se ha intentado restaurar la coordinación entre las políticas monetarias de los diversos países y la libertad de comercio internacional, mediante la creación de organismos como el FMI y el GATT.

Un poco de historia sería conveniente
Una de las consecuencias más graves de la primera Guerra mundial fue, sin duda, la destrucción del sistema Monetario Internacional que hasta 1913 estaba regido por el patrón oro, siendo la libra esterlina, como lo es ahora el dólar para el sistema basado en los acuerdos de Bretón Woods, la moneda que servia de comodín para facilitar las transacciones internacionales que el oro físico limitaría. Durante los 33 años seguidos que el patrón oro rigió al Sistema Monetario, los países expresaban su moneda en una cantidad fija de oro, estableciendo así unos tipos de cambio fijos para todos los países acogidos al sistema.

Teóricamente, el sistema basado en el patrón oro, se lo consideraba como totalmente automático y que no necesitaba de medidas gubernamentales, nacionales o de la cooperación internacional para su correcto funcionamiento. ¿Por qué?, pues porque en cada país la emisión de billetes por parte del organismo emisor estaba regulada estrictamente en función de las existencias de oro. Si la cantidad de billetes aumentaba, era como consecuencia del crecimiento del stock de oro.

Las reservas de oro, pues, tenían que ser equivalentes a la cantidad de billetes en circulación en base a la proporción establecida para cada moneda. El sistema, como cualquier sistema monetario, adolecía de fallas. Pero tenía la gran virtud, contrario al sistema originado en Bretton Woods, de garantizar los pagos internacionales a la vez que protegía a los nacionales de la devaluación de la moneda y de la consiguiente perdida y desasosiego que el proceso devaluatorio lleva aparejado.

Viendo este tema de manera objetiva, se podría decir que la falla principal del sistema basado en Bretton Woods, es que el FMI no aplica medicinas preventivas. Viene cuando el daño esta hecho, cuando la intervención política en los asuntos monetarios ha creado los desordenes e indisciplina fiscal que destruyen, económicamente hablando, todo el soporte de la sociedad. Tampoco controla adecuadamente a los gobiernos del tercer mundo, cuyas crecientes necesidades, unida a la indisciplina y nacionalismo trasnochado que caracterizan a nuestros países, nos inducen a violentar todas las normas que harían bueno el actual Sistema Monetario Internacional y protejerían a nuestra gente de políticos inescrupulosos y economistas trasnochados, y por demás ineptos, que echan mano de las devaluaciones para robar el ahorro a millones de inocentes compatriotas que pierden su dinero, a veces en solo algunos días, lo que ganaron en decenas de años de duro trajinar en el trabajo cotidiano.

Entonces, la principal característica positiva del sistema monetario basado en el patrón oro, era la constancia en el valor de la moneda. No había posibilidad alguna de provocar una devaluación inesperada que depredara los ahorros de todo un pueblo de un día para otro. Con esto, las crisis eran crisis reales, no artificiales como pueden y se crean ahora frente a los propios ojos del Fondo Monetario Internacional. Utilizando operaciones financieras con utilidades que se esperan obtener en base a la calificación de ciertos documentos de deuda que se sustentan en otras operaciones que también se espera ganar... y así sucesivamente, es de nunca acabar. ¿Y quién salía perdiendo?, pues nosotros los paganos de cuentas ajenas siempre.

Claro que el sistema, como lo recalcamos, tenía sus inconvenientes. Por ejemplo, beneficiaba a los países poseedores de oro al permitirles emitir dinero en cantidades abundantes en tanto que los países pobres y emergentes, dadas sus limitaciones de oro, tenían que limitar la cantidad de dinero en circulación a sus existencias de oro. También, la falta de liquidez tendía a volverse endémica y a provocar un aumento de la deflación y de los desequilibrios que afectaban a cada economía. Pero aun así, el sistema cumplía los requisitos más importantes de toda emisión monetaria: brindaba seguridad y confianza. Conseguir ambas cosas, en las circunstancias actuales, es muy, pero muy difícil, a menos que aceptemos de una vez por todas, si ello fuera posible, al Patrón Oro.

Por Ms. Carlos Vargas Cárdenas - 30 de Junio, 2010, 4:10, Categoría: Economía
Enlace Permanente | Comentarios 1 | Referencias (0)

Altas Finanzas, un tema de Ética

El desplome de Enron Corporation, una empresa considerada por la revista Fortune como la más innovadora por 6 años consecutivos, ejemplo de éxito y crecimiento, marcó para siempre la historia financiera del mundo con la desaparición de la firma de auditores más prestigiosa del mundo: Arthur Andersen. La administración o gobierno de Enron fue la causa del desastre, una serie de prácticas ilegales y antiéticas en los negocios y en el manejo de la información financiera hicieron que el valor de cada acción de esta empresa se mantuviera en niveles irreales hasta que se desplomaron a su valor real en diciembre del 2001, generando pérdidas económicas para los inversionistas y sobre todo pérdida de confianza en el mercado de valores. Como consecuencia de este escándalo financiero los legisladores de todo el mundo impulsan una nueva estructura regulatoria con el fin de restablecer la confianza de los inversionistas. La más célebre de estas leyes es la Sarbanes - Oxley Act aprobada en julio del 2002. Una tratativa que ha tenido, a ciencia cierta, muy poco éxito. Esta última crisis financiera global da cuenta de poca ética que involucran los negocios financieros en "las grandes ligas".

Grecia, por ejemplo, ha tomado el camino de servidumbre anunciado en la génesis o los asuntos primigenios del actual modelo económico. A los fuertes recortes de los salarios públicos en educación, salud y justicia (equivalente a más de dos meses de sueldo), se agrega la baja de las pensiones y el retardo de la edad de jubilación. También el aumento del impuesto a las ventas que llegará al 25%, más impuestos específicos al tabaco, los alcoholes y la gasolina. Bueno, ya están probando la medicina del FMI por esos lares, este auténtico "plan de shock" fue lo que impuso el FMI a los países latinoamericanos en la década de los años 80. Europa inicia así su cruzada en lo que no será precisamente una comedia. La tragedia inicia en Grecia y es la primera ficha del dominó que cae oficialmente. si esto no cambia pronto, le seguirán los otros países de Europa.

Hay quienes dicen que la secuela de esta gran crisis global se repropagará en forma inevitable por Europa y a estas alturas no hay quien la detenga. Quizás esta afirmación tiene una razón muy simple: estamos en manos de los especuladores. Son ellos los que gobiernan el mundo y quienes "nos gobiernan" en los papeles y en la televisión, son mera comparsa. Pues por mucho tiempo, estos especuladores ofrecieron el oro y el moro, nos inocularon la droga del consumo; es decir, el crédito fácil, la propiedad sin responsabilidad, el plasma en cada dormitorio, los teléfonos inteligentes, los viajes pagaderos toda tu vida y demás. Ahora toca pagar la cuenta y nadie se salva. Y no creas que pagarás el menú que pediste, sino toda la cuenta, pagarás el banquete que ellos consumieron a discreción.

El plan de ajuste programado entre la Unión Europea y el FMI para Grecia supera los 100,000 millones de euros. ¿Por qué llega a esa suma si hace unas semanas Grecia necesitaba 11,000 millones de euros para refinanciar sus deudas? Incluso hasta enero Grecia sostenía que no requería de planes de ayuda dado que sus ajustes y recortes internos le permitirían normalizar sus flujos de caja. ¿Qué pasó?

Lo que pasa es que muchos conocíamos que son los Credit Default Swap (CDS o derivados de incumplimiento crediticio). Es decir, los CDS son el resumidero de la mayor estafa financiera que el mundo haya visto y que es, a su vez, la herramienta principal de los especuladores. Se trata de un instrumento que emplean sólo los grandes bancos.

Estos derivados son una forma tan sofisticada de operación financiera que le aseguran al gran apostador una ganancia cuantiosa ante todo evento. Sí, todo evento, no hay pierde. Para empezar, diríamos que (y aunque no lo creas) el CEO de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, nunca llevaba un maletín cargado de dólares cuando contrataba un paquete de CDS. Lo hacía todo por teléfono, o vía mail, obviamente porque él era el dueño del banco. De esta forma le resultaba muy fácil, por ejemplo, apostar 1,000 millones de dólares en la mañana, a que el euro llegaría a los 0.71 dólares. Y en caso de que el euro se desplomara y llegara a los 0.83 dólares, se aseguraba con un CDS a los 0.78 dólares, obteniendo siempre una posición ventajosa que podía significar 50 millones de dólares diarios. Es decir, ganaba ante un aumento importante del euro con respecto al dólar, y también ante un aumento del dólar con respecto al euro. Bueno, puesta esta misma operación la realizan lo bancos cada día con la tasas de interés del rendimientos de los bonos, lo que permite un aumento infinito de la deuda. Es lo que ocurrió con Islandia y Grecia, Y que ahora viene para Portugal, Italia y España.

Como se puede ver, se trata de un verdadero ROBO. Por eso a principios de marzo la UE propuso prohibir los CDS para poner coto la especulación. Y a casi tres meses de ello no ha habido ningún avance, porque son ellos, los grandes bancos, aquellos "demasiado grandes para caer", los que dominan el mercado, un mercado que cada día se hace más esclavizado de la actitud de ganar sólo para sí. De nada sirvió que Papandreu señalara la necesidad de poner la pistola en ristre sobre la mesa para detener a los especuladores. Son la pandemia que nos tiene viviendo la burbuja de los derivados y que es casi imposible de eliminar en el mundo; y que, con toda lógica, la Unión Europea no tuvo la fuerza ni el coraje para enfrentarlos, porque allí también hay ropa tendida.

Tenemos un principio ético que dice: tu derecho termina cuando comienza el derecho de los demás. Hoy, los problemas de la banca privada se convierten en un problema público durante una crisis porque hay innumerables garantías estatales y acuerdos globales en el mundo interconectado. Pero además hay deuda. Y mucha deuda. En los próximos meses se deben pagar más de 5 billones de dólares.Y adivinen quien tiene la mayor parte de esta torta. Sí, los Estados Unidos, solo ellos deben cubrir 2.25 billones de dólares. Pero, no tiene ningún problema, sólo tiene que fabricar el dinero y YA¡, solucionado. Esa será una nueva cuenta en el festín financiero, quien pagará esa cuenta?. Por eso no nos cansamos de advertir de las amenazas que podría acarrear la economía mundial para los próximos meses, en vez de ir atenuándose, pareciera que se agudizarán. ¿Será la caída de Grecia la primera ficha del dominó europeo?. Nada está dicho.

Qué está ocasionando todo esto, pues los intereses individuales que se anteponen a los colectivos seguramente. La ética no es una moda, son códigos de principios morales que establecen estándares acerca de lo que es bueno o malo, correcto o incorrecto para la propia conducta y que por lo tanto orienta el comportamiento de una persona o grupo. En consecuencia, el propósito de la ética consiste en establecer principios de conducta que ayudan a la gente a elegir entre varios cursos alternativos de acción. En la práctica, la conducta ética es aquella que se acepta como buena y correcta en contraposición a lo malo o incorrecto en el contexto del código moral imperante. En esto, ya todo está dicho. Hagámoslo.


Por Boletín Gestión Empresarial - 10 de Junio, 2010, 12:18, Categoría: Crisis
Enlace Permanente | Referencias (0)



<<   Junio 2010  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Enlaces
eGrupos
ZoomBlog

 

Blog alojado en ZoomBlog.com